Mantas eléctricas
DescuentosDe.com

Mantas eléctricas

Mantas eléctricas

Olvídate de lo que crees saber sobre mantas eléctricas. Los modelos de hoy en día son seguros y muy cómodos. Nada de sobrecalentarse y tener que controlar la temperatura para no acabar quemándote… Ahora existen mantas de bajo voltaje que te ayudan a mantener la temperatura ideal.

Nosotros te traemos una guía para que descubras todo lo que hay que saber sobre las mantas eléctricas. También te dejamos una lista de productos a buen precio y grandes ofertas. Pero, cuidado, que las ofertas cambian. Si ves algo que se ajusta a lo que buscas no lo dudes y ¡cómpralo!

Tipos de mantas eléctricas

Existen varios tipos de mantas que pueden adaptarse a las diferentes necesidades de cada persona. Para elegir la tuya, es importante saber los pros y contras de cada uno de ellos.

Manta doble o grande

Son las mantas tradicionales. Tienen el tamaño suficiente para taparte con ellas en la cama o el sofá. Son muy versátiles. Al usarse por encima de la ropa de cama puedes ponerlas y quitarlas con facilidad por la noche. Aunque tienen una pega. Al ponerse por encima, el calor que la manta desprende por la parte de arriba termina calentando al techo y no a ti.

Cubrecolchón eléctrico o calientacamas

Si su uso principal es de calentarte por las noches, puede que quieras considerar esta opción. Se coloca sobre el colchón y se sujeta con la sábana bajera. No son de quitar y poner, a no ser que quieras desmontar la cama cada vez que la uses. El lado positivo es que son mucho más eficientes. Al colocarse encima del colchón, tú recibes todo el calor. No te dedicarás a calentar el techo por las noches.

Mantas eléctricas de bajo voltaje

Son parecidas a las mantas tradicionales, pero suelen ser más pequeñas. Además, no generan tanto calor como las otras. Son una buena opción si quieres estar calentito en el sofá o si la vas a usar para tu mascota.

Además de estos modelos, también existen las llamadas almohadillas. Imagina que recortas un pequeño rectángulo de una manta eléctrica para usar solo en una zona. Ya tienes una almohadilla eléctrica.

También existe el formato de chaleco. Pensado para espalda y cuello.

Las mantas eléctricas son seguras y muy calentitas

Calentar la cama en una noche de invierno puede ser toda una tarea. Para eso tenemos las mantas eléctricas. Pueden ser de gran ayuda para esas personas que quieren que la cama ya esté caliente al meterse dentro. Si eres de los que se despiertan en medio de la noche con los pies congelados, seguro que agradeces tener una de estas en casa. Además, hay quién afirma que dormir caliente alivia el dolor.

Estas mantas, en cualquiera de sus variedades, consiguen el calor ideal para tus noches con solo un botón. La mayoría vienen con un rango de temperatura prefijado, lo que te permite ir calentando la cama mientras te preparas para dormir. Además, los modelos más grandes pueden venir hasta con dos mandos. Uno para cada extremo de la manta. Con esto se consigue que, en las camas de matrimonio, cada uno pueda dormir a la temperatura que mejor se adapta a él.

Manta eléctrica pequeña y barata

Con los modelos más nuevos puedes olvidarte de telas duras y que pican y de las quemaduras si las usas durante mucho tiempo. Muchos de los modelos más nuevos vienen con un temporizador de apagado y un control de la temperatura para que se mantenga estable, sin pasarse. Además, muchas ya se pueden lavar en la lavadora, lo que hace mucho más fácil su mantenimiento.

Guía de compra

Ya tienes una mínima idea de la manta que quieres. Nosotros te dejamos una guía de compras con todo en lo que te tienes que fijar para acertar con tu manta.

La seguridad es lo primero

Incluso las mantas más seguras pueden suponer un peligro si tienen algún daño o se usan mal. Es importante leer y seguir paso por paso las indicaciones de seguridad del fabricante. Asegúrate de que tu manta está en perfecto estado antes de cada uso, especialmente si está destinada a niños, ancianos y animales.

¿Duermen tus mascotas en la cama contigo?

Si eres de los que siempre deja un hueco para sus mascotas, ten mucho cuidado con las uñas. Un arañazo que exponga cualquiera de los elementos internos de la manta puede acabar en tragedia. Si duermes con un peludo, los expertos recomiendan una manta de bajo voltaje, así se minimiza el riesgo. La opción más segura sería un calientacamas.

Qué no te engañen con la durabilidad

La vida útil de las mantas es su aspecto más criticado. Aunque hay modelos que vienen con una buena garantía, los usuarios aseguran que tratar de cambiar un modelo defectuoso o que falla después de unos años de uso, es toda una odisea. Aunque la garantía siga vigente.

Si tu manta ha dejado de funcionar, lo mejor es tirarla y comprar una nueva. Te ahorras mucho tiempo en trámites y peleas y la desilusión final de que no te hagan caso. La mayoría de las mantas suelen durar unos 2 años, a pesar de que los fabricantes garanticen una durabilidad de hasta 5. Los calientacamas suelen durar algo más que las mantas al uso.

¿Con qué frecuencia vas a usarla?

Si vives en un clima muy frío o estás en el equipo de los frioleros, puede que la mejor opción para ti sea el calientacamas. Por el contrario, si solo la vas a usar un par de meses al año, la manta será una mejor opción.

Ten controlados los enchufes

Es una de esas cosas que no piensas hasta que te ves en la situación. Ten un enchufe cerca de donde planeas acomodar tu manta. No es muy práctico tener el cable atravesándote de pies a cabeza o que el mando para regular la temperatura te quede a la altura de los pies. La mayoría de los fabricantes recomiendan no usar alargadores, así que ten muy presente la distribución de la habitación y sus enchufes.

Que se puedan meter en la lavadora

Los materiales son importantes. Tienen que ser cómodos, duraderos y lavables. Muchas ya son aptas para la lavadora (acuérdate de quitarle los cables antes) y los materiales resisten bien los ciclos, sin deshilacharse ni dañarse.

Apagado automático

Que tu manta se apague a la hora establecida te da la tranquilidad de poder irte a dormir sin preocuparte de que te puedas quemar. Es una característica a tener en cuenta, sin duda.

Temperatura dual

En las mantas pensadas para una cama de matrimonio, una característica que seguro es de agradecer, es el control dual. Así cada uno podéis establecer el calor que mejor os siente y dormir plácidamente.

Ya sabes todo en lo que te tienes que fijar para hacer la compra perfecta. No vuelvas a despertarte con cubitos en vez de dedos. Estás listo para comprar tu manta perfecta. Además de en Amazon, puedes encontrarla en grandes superficies y supermercados como Lidl, Carrefour, Decathlon, Hipercor o El Corte Inglés.

Por si esta guía fuera poco, te hemos dejado toda una lista con las mantas con mejor precio y más baratas del momento además de grandes ofertas con descuento. Y recuerda no esperar mucho, o puede que desaparezcan.

Última actualización el 2019-11-15